marzo 5, 2024

Geo Parques

Cultura y naturaleza

Aprender a respetar la naturaleza

En pleno distrito centro de Madrid se encuentra un pequeño huerto urbano, ubicado en el ultimo piso de un colegio madrileño llamado Sagrado Corazón, el cual tiene plantaciones de remolachas, guisantes, nabos, espinacas, sembradas y cuidadas por estudiantes de nombrada institución.

Lo fundamental es que estos aprendan el proceso de producción y el ciclo de vidas completo, de las diferentes especies, el experto Ignacio Molina, asegura que los niños están ansiosos de la llegada de la primavera para retomar el sembrado.

Ya que las intensas precipitaciones y las frías temperaturas posteriores, dejaron una imagen errática y deslucida del huerto urbano en comparación con la del curso anterior, la distribución de los bancales se reparte en los diferentes niveles educativos de la institución.

Los mas pequeños, son los agricultores mas entusiastas del centro, asisten encantados a su turno de faena, a la hora de cosechar les enseñan una hoja de espinaca, preguntan si se la pueden probar y se la comen con mucho interés.

En las paredes hay un espacio para las plantas aromáticas, que actúan como efecto llamada para los insectos polinizadores, al igual que las avispas y hasta murciélagos disfrutan de pequeños cobijos.

Los estudiantes trabajan el compostaje, se organizan por turnos para recoger y organizar los deshechos de frutas del comedor, pesarlos y transportarlos a la compostera donde se mezclan con materia seca formada por hojas recolectadas del suelo durante el otoño y el invierno.

La idea de poner esto en marcha surgió por un proyecto impulsado por organizaciones ambientales, desde la diseminación de contenedores plásticos y de papel, por los pasillos del colegio con el fin de estimular el reciclaje.

Cuenta con responsables del buen funcionamiento, elegidos semanalmente y con carácter rotatorio en cada clase.

Medio ambiente pilar educativo

Las organizaciones ambientales, reafirman y tienen la convicción de que formación combinado con educación son las mejores herramientas para originar respeto por el entorno natural y el uso de los recursos de forma responsable.

Por eso, se están creando proyectos donde el medio ambiente este presente en el sistema educativo, mediante asignaturas troncales de Primaria- Ciencias de la Naturaleza, Ciencias Sociales, Lengua Castellana, Matemáticas combinadas con aprendizaje corporativo y basado en proyectos.

Durante el 2021 entro en vigor la Ley Orgánica de la Educación (LOMLOE) en Madrid, que permite reconectar con el entorno natural y paliar las deficiencias medioambientales en las escuelas.

So numerosos los centros que buscan poner en marcha el desarrollo de este tipo de iniciativas, creando espacios para la vegetación y que sean autosuficientes, para impulsar las necesidades académicas del futuro.

Las instalaciones de las instituciones según la normativa educativa, deben estar más cerca de la naturaleza, con espacios verdes, que favorecen al instituto y donde el protagonista de los materiales es la madera.

También se espera que muchas de las instituciones cambien su eficiencia energética a trabes de la energía fotovoltaica y aerotérmica como generadores de electricidad.

En fin, el cuidado del medio ambiente depende de los seres  humanos que habitan el planeta, sino se implementa la siembra y cultivo de diversas especies, el cuidado de los ríos, lagos y mares, la vegetación podría desaparecer.

error: Content is protected !!