noviembre 29, 2023

Geo Parques

Cultura y naturaleza

Huella de carbono de cerraduras y elementos de seguridad

Cuidar nuestro planeta, esta es una de las frases que escuchamos y leemos cada día, porque estamos experimentando un problema que afecta no solo a algunas personas, es algo que afecta al mundo entero, y se trata del calentamiento global.

Todos debemos estar comprometidos en el cuidado del planeta, y una de las mejores estrategias es reducir nuestra huella de carbono. Si tienes interés en ayudar a nuestro medioambiente, conoce cómo puedes aportar tu grano de arena para disminuir este problema.

¿Qué es la huella de carbono?

Muchos definen la huella de carbono, como la señal, marca o rastro que aparece por donde pasamos, considerando las emisiones de gases de efecto invernadero que generamos, con base en nuestra actividad humana.

La huella de carbono es un indicador ambiental que mide las emisiones, tanto directa como indirectamente, de compuestos que contribuyen al calentamiento global. Algunos de estos gases son el metano (CH4), óxido de nitrógeno (N2O), dióxido de carbono (CO2), entre muchos otros.

Este proceso permite que personas y empresas puedan conocer el impacto que su actividad tiene sobre el medioambiente, y cómo reducir o compensar dicho impacto, para proteger el planeta, así como los cerrajeros de Sitges te orienta para proteger tu vivienda.

Beneficios de calcular la huella de carbono en las empresas

Como se explicó anteriormente, la huella de carbono es la que te indica cuáles son las fuentes de mayor emisión de gases con efecto invernadero en tus instalaciones, sea una empresa e incluso tu propio hogar, y conocer éste dato, ofrece varios beneficios.

  • Conocer el indicador de ecoeficiencia del inmueble y optimizar la gestión.
  • Identificar posibles mejoras para ahorrar costes.
  • Proporciona información confiable para el cumplimiento de la normativa ambiental vigente.
  • Promueve la sostenibilidad, tanto a nivel interno como externo.

Cómo disminuir la huella de carbono

Todos dejamos una huella de carbono a lo largo de nuestras actividades cotidianas, como trasladarnos de un lugar a otro, comer y emplear recursos como la energía.

Cumplir con nuestras actividades es inevitable, pero podemos reducir nuestras emisiones de gases con efecto invernadero, y hoy te vamos a dar algunas recomendaciones.

Optimiza el consumo energético en tu hogar

Es probable que conozcas muchos cambios que te ayudarán a disminuir el consumo energético en tu hogar, como el uso de bombillas de bajo consumo, ajustar el termostato, aprovechar al máximo la capacidad de la lavadora y así disminuir su uso.

Pero, lo que pocos saben, es que puedes proteger tu hogar con cerraduras y otros elementos de seguridad modernos, sin generar un elevado consumo eléctrico, una de las mejores opciones del mercado, son las cerraduras inteligentes. Puedes consultar a tu cerrajero de confianza.

Reduce el volumen de residuos

Esto consiste en hacer algunos ajustes en tu estilo de vida, por ejemplo, lleva tu bolsa de tela cuando vas a hacer tus compras, de esta manera no tendrás que utilizar las bolsas de plástico, que luego son desechadas y por consiguiente, incrementan el volumen de residuos.

Vamos a continuar con las compras, elige comprar productos a granel, en lugar de los envasados, y reutiliza al máximo todo tipo de envases, como bolsas, cajas, botellas, entre otros.

Respecto a tus traslados

Los coches son una de las principales fuentes de emisiones de gases con efecto invernadero, así que sugerimos, que si puedes trasladarte a algún lugar caminando, hazlo, aparte de ayudar al medioambiente, es una actividad que mejora tu salud.

Para desplazamientos largos, prefiere otros medios de transporte, como transporte público, bicicleta, patinete eléctrico, entre otros.

error: Content is protected !!