El Geoparque de la Costa Vasca contiene uno de los libros más maravillosos jamás escritos. Sus páginas se formaron debajo del mar y hoy, capa a capa, forman un libro de más de 13 kilómetros donde se pueden leer más de 60 millones de años consecutivos de la historia de la Tierra.

, Visita nuestro website


Ruta del Flysch

Sakoneta

Algorri

Karst


Deba

Rasa mareal

Flysch

El mar cantábrico es uno de los elementos que mayor personalidad imprime al paisaje del Geoparque de la Costa Vasca. A lo largo de 13 kilómetros de costa se intercalan playas y pequeñas calas con grandes acantilados donde el flysch, una formación rocosa que recuerda a las páginas de un libro, nos muestra 60 millones de años de la historia de la Tierra. Estos antiguos fondos marinos se erosionan dando lugar a formas caprichosas que generan un mundo irreal de acantilados donde la escala humana del tiempo se convierte en una mera anécdota. Viajaremos en el tiempo. A cada paso que damos, avanzamos 10.000 años. Entre las capas de sus excelentes playas podremos distinguir una fina línea negra directamente vinculada con la extinción de los dinosaurios y seremos testigos de las variaciones climáticas de la Tierra, incluidos grandes calentamientos globales.

El interior del Geoparque es un mundo verde lleno de pequeñas sorpresas donde nuestros antepasados más lejanos han dejado huella de sus inquietudes culturales en cuevas como Praileaitz o Ekain, declarada Patrimonio de la Humanidad por la excelente colección de caballos pintados en sus paredes. Montañas de caliza con forma de pirámide, valles escondidos, cuevas, pequeños riachuelos que aparecen y desaparecen y, sobre todo, una gran colección de caseríos, que dan color al paisaje y guardan las costumbres de nuestro pueblo en el mundo rural, son los elementos del universo del Karst.

Las posibilidades para conocer el Geoparque son infinitas. Existe una completa oferta de visitas guiadas que permiten visualizar los acantilados desde el mar o recorrer los valles interiores aprendiendo a hacer queso con los productores locales.

Además, existen también varias áreas recreativas y más de 20 kilómetros de senderos temáticos señalizados e interpretados que nos llevarán por los rincones más especiales del Geoparque. Para los visitantes que quieran conocer la variedad de paisajes en un solo día, existe también la Ruta de los Miradores, formada por 15 paneles interpretativos que nos darán una visión general sobre el patrimonio de este lugar especial.