Los geoparques

Un geoparque  es un territorio que contiene tanto un patrimonio  geológico singular como una estrategia  de  desarrollo  propia.  Tiene  unos  límites  claramente  definidos  y  una  superficie suficiente  para  que  pueda  generar  su  propio  desarrollo  económico.  No  es  una  figura  de protección  geológica  ni  lo  pretende  –aunque  desde  los  geoparques  se  pueda  contribuir  a  la protección del patrimonio geológico–; de hecho, los Geoparques se interesan tanto en la calidad de vida de sus habitantes como en su riqueza geológica. http://www.europeangeoparks.org/?page_id=165

Los recursos geológicos, mineralógicos, geofísicos, geomorfológicos, paleontológicos o geográficos, específicos de cada geoparque, se pretenden utilizar como base de la promoción del patrimonio geológico para:

  • Promover la educación en aspectos geológicos y medioambientales,
  • asegurar un desarrollo sostenido fundamentado en el geoturismo, y
  • contribuir a la protección de los puntos de interés geológico amenazados.

El  concepto  actual  de  geoparque  integra  diversas  facetas,  tanto  naturales  como culturales, para alcanzar sus objetivos de desarrollo de un territorio:

  • Educación.
  • Investigación en geociencias.
  • Patrimonio cultural que reflejen la identidad regional, mediante sus componentes tangibles como intangibles.
  • Comunicación entre los propios geoparques (“networking”) y con la sociedad.
  • Difusión de la ciencia.

En resumen, un geoparque se fundamenta en sus peculiaridades geológicas pero no sólo trata de geología. Mientras que un geoparque debe demostrar que contiene un patrimonio geológico de relevancia internacional, sus objetivos deben explorar, desarrollar y promover las relaciones entre su patrimonio geológico y todos los demás aspectos patrimoniales –ya sean naturales, culturales o intangibles– presentes en la zona.